ESA

Hace unos días llamé por teléfono a la sede central de la ESA, la Agencia Espacial Europea, y pregunté en mi mediocre inglés por Laurent Mussot. Un joven consultó en su ordenador y me dijo amablemente que Laurent no trabajaba allí, pero que podía facilitarme el contacto de una pequeña oficina independiente, asociada a la ESA, especializada en componetes robóticos, donde constaban sus datos. Le dije al joven del teléfono que sí, que venga esos datos. Llamé a Munich, donde estaba esa pequeña oficina especializada en componetes robóticos, y tras idas idas y vueltas entre departamentos finalmente conseguí que el ingeniero mecánico especializado en robótica originario de Marsella Laurent Mussot se pusiera al teléfono.

En cuanto escuché ¿Aló? pasé al italiano.

– Hola Laurent, soy tu antiguo compañero de habitación en el Daniel’s Palace en Milan, ¿cómo te va la vida?

(hubo un silencio un poco largo, no habíamos mantenido el contacto y hacía 7 años que nada sabíamos el uno del otro)

– Muy bien, que sorpresa, no esperaba tu llamada.

(creo que no recordaba mi nombre)

– Estaba viendo en la tele un documental sobre astrounatas y me acordé de ti. Tú querías ser astronauta, ¿verdad?

(en realidad simplemente recordé de repente a Laurent Mussot al volver a casa mientras atravesaba el túnel del metro que une las estaciones de Gran Vía y Tribunal, pero esto no podía decírselo así si no quería que me tomara por loco y colgara el teléfono inmediatamente)

(continuaba el silencio previo a sus respuestas)

– Astronauta, en realidad…

– Se dice astronauta, ¿verdad?, aunque seáis europeos ¿está bien usado el término astronauta?, ¿o tenéis otra palabra que os guste más?, vamos, no porque os guste más, sino porque sea más correcta, para diferenciaros de otras agencias espaciales, ya sabes lo que te quiero decir ¿verdad?

(estaba un poco nervioso, hacía muchos años que no hablaba italiano)

– No, astronauta está bien, no hay problema.

– Perdona, te he interrumpido, me estabas hablando antes de tu sueño de ser astronauta.

(la conversación empezaba a fluir)

– En realidad nunca había pensado en ser astronauta.

– ¿Cómo que no? lo recuerdo perfectamente, nuestras largas conversaciones en nuestro cuartucho del Daniel’s Palace hasta las tantas de la madrugada, en las que me contabas entusiasmado no sé que rollos de las estrellas y espacios vacíos en el cosmos.

(como ahora el silencio fue demasiado largo, tuve que saltarme un turno de intervención)

– ¿No las recuerdas?, nuestras largas conversaciones hasta el amanecer.

– No, yo jamás he trasnochado.

– ¿Me estás diciendo que no querías ser astronauta?, ¿que no quieres ser astronauta?

– Nunca quise ser astronauta hasta que entré a trabajar en la ESA.

– ¿Ves? no sé porque tienes que ser tan cabezón, jajajaja, ¡qué noches!

– Lo de intentar ser astronauta fue posterior a nuestra convivencia, tú no puedes conocer esa parte, perdona, pero ¿qué quieres?

– Nada simplemete me acordé de ti, y me dije: voy a llamar al bueno de Laurent, para ver como le van la vida y sus sueños. ¿Qué pasó?, ¿qué fue mal? he visto que no estás en el equipo de la Misión Mars500.

– ¿Qué sabes de eso?

– Nada, sólo he visto las fotos en la web, y me dije: ahí tenía que estar Laurent ¿qué habrá pasado?

– No es fácil para mí hablar de esto

(bajo su tono de voz, pero noté una mayor cercanía entre nosotros)

– Soy todo oídos y tengo todo el tiempo del mundo.

– Bueno, tampoco es que sea muy largo. Hace un tiempo tuve un accidente deportivo y …

– Jugando al hockey sobre hielo supongo.

– Eeeh … sí. Y me rompí una pierna, me operaron, y para unir los huesos usaron unos tornillos y unas placas, como es habitual. Cuando hice las pruebas para entrar en la Misión me dijeron que si deseaba continuar en el programa debía operarme de nuevo y sustituir los tornillos y placas por otros de una aleación especial más segura para la gravedad cero de larga duración a la que presumiblemente estaría sometido. La operación no salió del todo bien y me dejó una leve cojera que me descartó definitivamente del programa.

– ¡Qué hijos de puta!, ¿crees que lo hicieron a propósito?

– Pero … ¿qué dices?, ¿cómo van a hacer algo así a propósito?

– ¡Claro qué sí!, no querían perder un magnífico ingeniero mecánico especialicado en robótica mandándolo al espacio, pero tampoco querían decirte claramente que te quedaras en tierra porque eso podría bajarte la moral y que dejaras de rendir, entonces se inventaron lo de la operación para mal-tocarte un tendón o qué sé yo y dejarte esa cojera para que lo achaques todo a tu mala suerte y así te sientas al menos afortunado por tener ese trabajo y para que te aferres a él a cualquier precio ya que sabes que no será fácil para un tullido de mierda obtener un puesto como ése.

– Pero … ¿qué dices?

– Ufff, cómo me ponen estas cosas. Da igual, cambiemos de tema. ¿Todavía tienes trato con Benny?

(Benny era un amigo suyo brasileño que siempre estaba en nuestro cuarto)

– Sí

– ¿Y con Lucas?

(el compañero de cuarto de Benny, también brasileño)

– Sí

– ¿Y tú novia? ¿Aimia se llamaba?

(Laurent tenía una novia, también brasileña aunque parecía griega)

Entonces Laurent colgó bruscamente el teléfono, sin despedirse. Pero yo le comprendo y no le guardo rencor, es difícil comprobar que los sueños que tenemos cuando somos niños ya nunca se van a cumplir.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Una respuesta to “ESA”

  1. Jorge Says:

    Me ha gustado demasiado este relato corto. Supongo que es ficticio. Si fuera o fuese así, creo que deberías dedicarte a la novela corta, que cojones, y también larga, y al ensayo. En caso contrario, opino exactamente lo mismo.

    Saludos.

    Jorge.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: