El Bicho Palo come una hoja de rosal

Hoy podemos ver como el Bicho Palo se alimenta de una hoja de rosal.

El relato de las horas previas a esta grabación es importante. Quizá sea, incluso, un elemento clave para explicar la brevedad de su vida. He de decir que es una historia llena de lagunas, llena de interrogantes.

Esa traumática tarde el Bicho Palo se escapó de su caja de zapatos. Tras una intensa búsqueda por el salón lo encontramos debajo del sofá sin una de sus patas delanteras y sin parte de la otra. En el vídeo podemos apreciar su nueva morfología mutilada.

(Es conveniente aclarar que los bichos palo pueden desprenderse, voluntariamente, de sus patas delanteras como acto defensivo para distraer a los depredadores que los acechan y así poder tener una mínima oportunidad de escapar.)

El porqué, en este caso, el Bicho Palo se deshizo sólo de pata y media es una incógnita. Lo cierto es que, durante unos días, al verlo comer mucho más que de costumbre, llegué a pensar que regeneraría las patas como una lagartija hace con su cola. Pero no fue así y, al poco tiempo, se deshizo de la media pata delantera que le quedaba. Eso sí, se movía con una soltura que, si bien no se puede decir que fuera la misma, se puede decir que era casi la misma que antes.

Y quiero abrir aquí una reflexión aparte sobre la imposibilidad real de los insectos (desde un punto de vista humano) de perder sus patas delanteras, ya que cuando esto sucede pasan a ser las patas del medio las perdidas. No sé si me explico.

Etiquetas: , , , , , , ,

4 comentarios to “El Bicho Palo come una hoja de rosal”

  1. brod Says:

    no me he enterado muy bien de la reflexi´n final
    pero el vídeo está muy chulo

  2. gabriel Says:

    Hombre, alguna particularidad más deben tener las patas delanteras a parte de estar las primeras, digo yo. Por lo cual, sí que se puede decir que existe la posibilidad de perder las patas delanteras, ¿no?

    • Diseño de mierda Says:

      Existe la posibilidad que duda cabe. Mi duda esta más en si para nosotros existe esa particularidad de las patas delanteras. Igual debería haber escrito “desde un punto de vista “humano” no biólogo”. Sin duda el Bicho Palo algo habrá notado, aún recuerdo cuando tenía el muñon (esa especie de piolet), ¡cómo lo manejaba!, como si aún dispusiera de la media pata que le faltaba, como si aún pudiera sentir un pie invisible llevándole información a su cerebro. Cuando ya soltó el piolet todo volvió a la normalidad, así que supongo que lo que echaba en falta eran las del medio. Eso sí, ya no podía rezar alzando las patas delanteras escuchando “El virgen María” del Maestro Tejón Sacha Sachavacay o como se llamara el tipo ese.

  3. salon wordpress themes Says:

    Excellent pieces. Keep posting such kind of information on your site.
    Im really impressed by your blog.
    Hello there, You have done a great job. I will certainly digg it and individually recommend to my friends.

    I am sure they’ll be benefited from this site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: