En casa no nos casamos con nadie

Pues eso, que no nos casamos con nadie. Si acaso un poco con Mister Choc que, como ha descubierto Juan, es la nocilla de los arquitectos: por un bote de Mister Choc obtienes una mayor cantidad a menor precio que, por ejemplo, con la Nutella.

Algo así debieron pensar también los arquitectos y los constructores de L’Aquila.

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: